¡VIVA LOS BOMBEROS…VIVA EL ECUADOR!

Intervención Sesión No. 475

Objeción Parcial Ley contra Incendios

 

Patricio Donoso:

 

¡VIVA LOS BOMBEROS…VIVA EL ECUADOR!

 

Hoy es 14 de septiembre, cumplimos cuatro meses de ejercicio legislativo y hoy son dos años, ocho meses y 10 días que presenté, bajo iniciativa, un proyecto de ley que tornaría en mandatoria la recaudación de los exiguos valores que reciben los 219 cuerpos de bomberos del Ecuador, sin que pueda existir ecuatoriano alguno que se oponga a la  entrega de estos recursos a quienes cotidianamente arriesgan su vida, apagan incendios, socorren a los ecuatorianos cuando hay temas de desastres, como el terremoto de Esmeraldas y Manabí, del 16 de abril del año pasado, atienden inundaciones, salvan ecuatorianos y ecuatorianas  todos los días.

Hago referencia a la fecha de hoy, 14 de septiembre, porque hoy vamos a rendir un homenaje a aquellos ecuatorianos que con altruismo atienden nuestros requerimientos, en momentos de angustia. Hoy vamos a rendir  homenaje a los 219 cuerpos de bomberos del Ecuador, cuando estamos cerca a cumplir 100 años de la creación del Cuerpo de Bomberos de Quito, a casi 200 años de la creación del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil y varios lustros de la creación de muchos cuerpos de bomberos a lo largo y ancho del país.

Vamos a rendir homenaje a aquellos valientes ecuatorianos que dan la vida por nosotros y no es simplemente un axioma, es una verdad sentida. Recordarán que el 18 de julio pasado, cuando se aprobó este proyecto de ley, Dios mediante con el apoyo de prácticamente toda la Asamblea, recordarán digo, que hacía mención a que apenas reciben el 8.2% del presupuesto ideal, de acuerdo a un estudio realizado en el 2012 y 2014; hay que ser generosos con quienes son generosos con el país.

Hoy quiero rendir este homenaje a los cuerpos de bomberos del país, un homenaje a Erika Poveda, legisladora alterna, que lucha por nosotros todos los días, en forma absolutamente voluntaria; quiero rendir un homenaje a Wilfrido Rivera que trabaja en este espacio legislativo, a Homero Castañer, colega y amigo, que es un bombero voluntario; mi homenaje y mi imperecedera gratitud a aquellos miembros de la casaca roja que tuvieron el noble gesto de regalarme un casco de bombero y agradecerme por la “feliz iniciativa de aquel  4 de enero del año 2015”,  debo precisar que se presentaron otros proyectos, eso es verdad, pero tengo el enorme gusto y el orgullo de haberlo hecho como primera iniciativa, sin que los bomberos me lo hayan pedido y que hoy la Asamblea, vótese como se vote,  tendrá que pedir a Secretaría General que se remita la “nueva Ley” al registro oficial para su directa y rápida vigencia.

Hoy tendremos ley, pase lo que pase. Los bomberos se acercaron a la comisión a pedirnos que no sea necesaria la suscripción del convenio con las empresas de distribución de energía eléctrica del país, encargadas de la recaudación de la tasa contra incendios, con el propósito de que los valores vayan directamente a las arcas de las instituciones bomberiles, sin que medie entidad alguna, exhorto que fue aceptado e incluido en la ley y, por supuesto,  se estableció que el 30% de la recaudación se destine a mejoras salariales de los bomberos, el 10% a capacitación, el 10% para los seguros de vida y accidentes de  los valientes bomberos del Ecuador y, el 50%,  escúchenme bien el 50%, para la compra de equipamiento, motobombas y todo aquello que requieren para salvar nuestras vidas, nuestros hogares y por supuesto, nuestras casas y pequeñas empresas o grandes empresas.

Con orgullo culmino mi intervención, con orgullo rindo un homenaje a los bomberos del Ecuador;  no están aquí porque no quise politizar el tema, pero están escuchando el desarrollo de esta sesión, están oyendo y saben que hoy, antes de las seis de la tarde, esta ley promulgada por esta asamblea, estará en el registro oficial para su inmediata publicación.

 

¡VIVA LOS BOMBEROS!…¡VIVA EL ECUADOR!

 

Muchas gracias