“QUEREMOS DEMOCRACIA EN SERIO”

SESION No. 479

Reformas al Código de la Democracia

 

Patricio Donoso:

 

“QUEREMOS DEMOCRACIA EN SERIO”

 

Las reformas que estamos tratando provienen de observaciones que han hecho varias personas, el ex Presidente de la República Correa, el actual Presidente del Consejo Nacional Electoral y nueve legisladores de la Asamblea Nacional, incluso dos de ellos del movimiento político al cual me pertenezco, el movimiento CREO, todas estas observaciones pretenden mejorar la democracia. La pregunta que nos debemos hacer es: ¿Cuánto la mejoraremos o la mejoraríamos si esto se aprueba tal cual está?

Son varios temas que analizar; voy a hacer mención  tres o cuatro  que no abonan a una vigencia real de la democracia y, como dijo el legislador Torres, han pasado 40 años y seguimos patinando con respecto a una verdadera democracia, el poder del pueblo.  En concreto hay dos acciones que merecen ser estudiadas con mayor profundidad,  pues representan una mezcla perversa en contra de la democracia, me refiero al establecimiento de las circunscripciones territoriales, sumado al sistema de adjudicación de escaños. Explico el porqué.

La Provincia de Los Ríos a la que estimo profundamente, se ha convertido en la circunscripción más grande que tiene el país electoralmente hablando. Curiosamente a alguien se le ocurrió que aquellas provincias que tienen más de siete representantes, tengan que partirse en 2, 3 o 4; resulta que Los Ríos tiene seis, pero no se la partió en dos, se la dejó intacta porque a alguien se le ocurrió que el número mágico era siete para arriba; resulta que la Provincia de Manabí que elige nueve legisladores, la partieron en dos circunscripciones, de cinco y de cuatro; a la provincia de Pichincha la partieron en cuatro circunscripciones, una de 5, otra de 5, otra de 4 y otra de 3, porque a alguien se le ocurrió partir a la Provincia del Guayas en cuatro circunscripciones de 5 legisladores, cada una. La pregunta que se hacen las organizaciones políticas es; ¿a cuenta de qué se procedió con aquella división?

Lo que se hizo es mermar el derecho de los ciudadanos de una provincia grande o mediana, a elegir de forma representativa, es decir  que exista realmente el número de adjudicaciones de las curules que la provincia ha decidido, no cada circunscripción; ahí está el caso de diferencias mayúsculas entre una circunscripción y otra, resulta que la repartición final es absolutamente inequitativa, por lo que en este primer debate debemos estudiar  profundamente la conveniencia o no de estas llamadas circunscripciones.

Tan injusto es este sistema  que mezclado con el método de D’hondt, el resultado es perverso para las circunscripciones pequeñas. Cito dos ejemplos: en la legislatura pasada, un movimiento político con el 43% de los votos, se llevó el 75% de la representación en la Provincia de Pichincha, lo que es absurdo inequitativo. Otro ejemplo, mucho más grave, en la Provincia del Azuay, un movimiento político movimiento, con el 57 por ciento del voto, se llevó el 100% de los asambleístas, 100%, si Ripley resucitase, se vuelve a morir al ver semejante injusticia.

¿De qué equidad me están hablando? tiene que estudiarse seriamente el sistema de repartición de escaños, llamado método D’hondt y las divisiones de las circunscripciones sin sustento técnico, efectuadas por qué a alguien se le ocurrió el mágico número 7.  Esto tiene que cambiar por responsabilidad y por justicia para con las provincias de Guayas, Pichincha, Manabí y de todas, porque el crecimiento poblacional de una provincia puede resultar, en su momento, contraproducente. Las provincias tienen derecho de elegir, en forma absolutamente equitativa, el número de legisladores o asambleístas.

Espero haber sido claro en mi exposición y que la comisión observe con seriedad este tema, porque queremos democracia en serio, porque en serio debemos limitar los errores que puedan cometerse en democracia y sobre todo las injusticias que están a la vista, que las miramos todos los días, pero nadie hace nada y todos los aquí presentes, los 137 legisladores, todos hemos sido candidato, todos sabemos la lucha que debemos hacer para llegar a ganar una curul. Este perverso método de adjudicación de escaños, es aplicado solamente para los asambleístas provinciales, para los nacionales existe otro método, porque a algún gracioso así se le ocurrió. Hay que cambiar estas cosas que están mal, para eso estamos aquí, para eso somos legisladores.

Paso al siguiente punto, todos sabemos que en el país se registra un abuso de los recursos públicos en  la campaña; todos lo sabemos y todos, en su momento, nos hacemos los tontos y decimos no es aplicable.  Señora presidenta pido que por medio de la secretaría se lean los dos párrafos de la recomendación de la misión de observadores de la OEA; todas las elecciones nos acompaña este el organismo, están 3 días, algunos los acusan de hacer turismo electoral, dejan recomendaciones, como las que  tengo y nadie hace nada.

El Código de la Democracia prohíbe la publicidad o propaganda de las instituciones del Estado durante la campaña electoral, pero establece excepciones, incluyendo que la difusión se refiera a proyectos en ejecución que se requieran comunicar sobre cierres o habilitación de vías, que se trate de situaciones de emergencia o que se necesite informar en temas de importancia nacional.

Todos sabemos que en campaña aplican este artículo y las instituciones del Estado promocionan todo; la misión de observadores dice que la disposición no limita realmente; algo tenemos que hacer, somos los legisladores ecuatorianos, pues  limitemos de verdad el uso y abuso de bienes públicos, el uso y abuso de propaganda en plena campaña electoral.

El segundo párrafo relacionado con el procedimiento específico, establecido por el Consejo Nacional Electoral, para revisar y autorizar la publicidad institucional durante el periodo de campañas, también es observado por la OEA, si bien lo califica de avance positivo en esta materia, la misión recomienda una revisión a las causales por las que las instituciones pueden hacer uso de recursos del Estado, por vía de publicidad oficial.

Este informe lo remitiré a la comisión para que lean y recontra lean las observaciones, a fin de que se aplique,  porque si no,  “nos estamos todos haciendo los tontos”.

Concluyo con esto,  la semántica fue hábil, pero equivocadamente utilizada en el año 2014. De acuerdo a la disposición el CNE podía eliminar partidos políticos, la ley no mencionaba a los movimientos políticos, no obstante, a una organización política, me parece que  Ruptura de los 25, le volaron haciendo uso perverso de la semántica. Hoy estamos pidiendo que en el artículo 58 se ponga organizaciones políticas para generalizar a todos los partidos y movimientos políticos.

Ya es hora que nos vistamos de pantalón largo en democracia y hagamos las cosas, no nos hagamos los tontos diciendo que queremos reformar temas que son graves para la democracia y, al final, discurso tras discurso y las cosas siguen igual.  Exhortó a la comisión que revise estos temas y lo cambie de verdad, para que la democracia de aquí en adelante, sea un poquito más democrática.