“EL CPCCS DEBE SER ELIMINADO VÍA CONSULTA POPULAR”

SESIÓN DEL PLENO No. 583

PROYECTO DE RESOLUCIÓN SOBRE EL CPCCS

 

Patricio Donoso:

 

“EL CPCCS DEBE SER ELIMINADO VÍA CONSULTA POPULAR”

 

Hace 12 años, debo recordarle a la opinión pública, que estuve, por tres ocasiones en Montecristi, como dirigente gremial,  y en las tres ocasiones hice conocer a los asambleístas  de aquel entonces la opinión de todos a quienes yo representaba. El planteamiento fue  que no se cree en la Constitución un quinto poder; estábamos de acuerdo con Montesquieu que nos enseñó, hace tantos años, la existencia de los tres poderes del estado: poder legislativo, ejecutivo y judicial y que esa novelería de un quinto poder, traería consecuencias negativas, el tiempo nos ha dado la razón.

Con todo respeto a quienes conformaron ese  Consejo de Participación Ciudadana, tuvo muy poco en términos de participación ciudadana y mucho en cuanto a nombramiento de autoridades;  no desarrolló, por ejemplo, ningún trabajo de lucha contra la corrupción; hay que impulsar la participación ciudadana -no cabe duda- hay que desarrollarla a través de: consultas prelegislativas, consultas populares, referéndum ratificatorio, la silla vacía, es decir, hay una serie de formas de participación ciudadana, pero no era posible hace 12 años y tampoco lo es hoy, que la participación sea a través del escogimiento -de una forma u otra- de cinco o siete personas, que resuelvan cosas serias del Estado, sin la intervención del ente, en el cual están concentradas todas las tendencias políticas, que es por supuesto la Asamblea Nacional. Les guste o no a algunos, estamos 137 legisladores designados democráticamente a través del voto popular en las urnas.

Por tanto hay varios caminos para resolver este entuerto complicadísimo, porque consta en la Constitución que fue aprobada el 28 de septiembre del 2008; a propósito una pequeña digresión, señora presidenta, yo vote en contra de la Constitución de Montecristi, era mi derecho, para eso pusieron el casillero del no, pues yo voté no, al igual que uno de cada tres ecuatorianos, pero claro, aun cuando vote “no” soy respetuoso de la Constitución.

Hoy que se pretende dilucidar el tema sobre el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social,  hay varios caminos, está bien que debatamos la propuesta presentada por Héctor Muñoz, sin duda alguna, pero paralelamente yo apoyo un proceso de referéndum directo, a fin de que en forma expedita y rápida se elimine  este Organismo.  La capacidad de designación de autoridades debe corresponder al Congreso de la República, a la Asamblea Nacional, al Parlamento, repito, aquí estamos quienes representamos a través del voto popular, a los 15 millones de ecuatorianos, sin duda alguna, nos guste o no nos guste con mayores o peores resultados electorales, pero esa es la verdad incontrastable e innegable.

El Consejo de Participación que existió durante algunos años, no representaban las tendencias políticas, no representaba a quienes los ciudadanos resolvieron; hay que impulsar la participación ciudadana, pero Héctor Muñoz, cuando hizo su alocución inicial la semana pasada, hizo un relato importante de tantas y tantas autoridades que con 100 sobre 100 en las calificaciones -entre comillas- hoy están prófugos de la justicia, nos habló sobre el tema de fiscales, de contralores, defensores públicos, judicatura, la Supercom de Ochoa, que sancionó de la manera más absurda a tantos medios de comunicación, todos eran producto de aquel  Consejo de Participación Ciudadana, procurador, en fin tantas y tantas autoridades que no nacían de la voluntad popular, aun cuando se llamaba y se llama participación ciudadana y control social, por eso es que  apoyo la iniciativa de Julio César Trujillo de conformar un Comité de Reinstitucionalización, comité en el cual constan nueve personas: la ex Presidenta Rosalía Arteaga, el ex Presidente Gustavo Noboa,  José Ayala Lasso, Enrique Ayala Mora,  Hernán Pérez Loose, Pablo Dávila, que será el coordinador, según se nos ha dicho para que a través de la recolección de firmas, que es un tema absolutamente democrático y auténtico, podamos llegar al final del día a una consulta popular que elimine de una vez por todas, un Consejo de Participación Ciudadana que nunca debió haber existido y si alguien se asombra con lo que digo hoy como legislador,  simplemente  estoy reiterando lo que alerté a la Asamblea de Montecristi, hace 12 años, como dirigente gremial,  como ciudadano de a pie.

Creo que debemos volver a los tres poderes del Estado, al poder Legislativo, al Ejecutivo, y al Judicial, como corresponde y por supuesto, sin herir a nadie, tenemos que buscar el camino idóneo, rápido y expedito, porque el próximo año es electoral, porque para el próximo año ya tendrán que estar-por ejemplo- resueltos los temas inherentes al Código de la Democracia antes de que lleguemos a  febrero del 2020, porque la propia Constitución expresa que no se podrán hacer modificaciones a las leyes electorales un año antes de las elecciones por lo que tenemos que actuar expeditamente.

Las cosas se deshacen como se hacen, la creación del quinto poder se hizo a través de una consulta popular, con el cual no estuve de acuerdo, pero fue la decisión del pueblo en las urnas, consecuentemente, una consulta popular es la forma idónea de deshacer aquello que quiere el pueblo, porque las cosas se deshacen cómo se hacen, porque así dice la sana lógica, por tanto, más allá de que no estuve  de acuerdo con la Constitución de Montecristi en su momento, hay que respetarla y de acuerdo a ella, artículos 442 y 443,  hay que cambiar lo que queremos cambiar, hemos de proponer  soluciones en su momento.

Recordarán ustedes que  fui parte de la famosa Comisión de Enmiendas, implementada en el 2014 y 2015 a instancias de una petición expresa, que a su bloque el legislativo, Señora Presidenta,  la hiciese el Presidente de la República de aquel entonces y en aquella Comisión de Enmiendas finalmente se aprobaron unas, que al final la Corte Constitucional, para curarse en sano, las echó al tacho de la basura. No hagamos que en este proceso perdamos tiempo y que la gente pierda la fe en nosotros; en este hemiciclo legislativo hagamos las cosas de forma tal que en apenas 120, quizás 150 días, hayamos resuelto este tema. El debate nacional no es que no apoyó la propuesta,  por supuesto que sí, pero paralelamente hay que apoyar y lo digo así de claro, “apoyar” al Comité de la Reinstitucionalización a fin de que con la suscripción y firma del 8 por ciento de ciudadanos del padrón electoral, podamos finalmente llegar a una consulta popular.  El planteamiento de Muñoz  también lleva implícita una consulta a la Corte Constitucional, también lleva implícito un referéndum, actuemos por las dos vías, hagamos lo mejor para que este entuerto de  Consejo de Participación Ciudadana pueda desaparecer de la manera más limpia, sin herir a nadie, sin hacer daño al país, sin molestar a la democracia, con respeto a todos quienes participaron o están participando, con respeto a la legalidad de la democracia.

La Constitución de Montecristi, que repito no tuvo mi voto, pero es la Constitución que nos rige hay que respetarla, por lo tanto con ese respeto que estoy este momento planteando, con ese mismo respeto  deshagamos algo que se hizo a través de consulta popular.  Concluyo diciendo que las cosas se deshacen tal como se hacen o como dicen algunos otros, las cosas se hacen como  se deshacen, es decir el lineamiento tiene que ser absolutamente democrático sin irrespetar a nadie y haciendo las cosas como dios manda.

Muchas gracias