“Eliminar el requisito del curso de conducción es un error”

Sesión Pleno No. 549

Reformas a la Ley de Tránsito

Patricio Donoso:

“Eliminar el requisito del curso de conducción es un error”

Referente a las escuelas de conducción se argumentó,  en el período legislativo anterior, que eran negocios privados, que hacían mucho dinero, que abusaban y varios legisladores pensaban equivocadamente que la empresa ANETA tenía el control absoluto de ellas, tamaño error colegas legisladores, lo argumenté en aquel entonces y hoy que curso mi segundo período como legislador, lo vuelvo a hacer.

Esta empresa, con la cual huelga  decir que nada tengo que ver,  hace su trabajo al igual que 121 empresas más en el país o por lo menos lo hacían, porque no sé si quebraron o lograron salir de esta compleja situación, pero mi preocupación va  más allá, se centra en la eliminación del requisito del curso de conducción para acceder a la licencia; en este hemiciclo legislativo hemos escuchado durante todos los debates de la semana pasada y de hoy, los miles de ecuatorianos muertos cada año, en gran medida por la impericia en el manejo de un vehículo, camión, bus, etcétera, nadie nace sabiendo, por tanto hay que capacitar, en términos genéricos, al joven que va a estar frente al volante para que conduzca bien, se instruya sobre las reglas de tránsito, que respete la vida del peatón, del ciclista y la vida de los demás.

En esta línea de reflexión, pido a la comisión que revise este tema; ya por allí asomó algún reglamento que decía que esto no corre, pero en la práctica se hizo mucho daño. Es importante que la comisión, que  tiene la experticia en este tema, lo analice con detenimiento; simplemente es esta inquietud que la manifiesto abiertamente y con respeto tanto a la legislación anterior, como a los miembros de la actual comisión, pues estamos en el primer debate para decir lo que pensamos y juzgo que tiene que resolverse el tema de las famosas escuelas de conducción.

Hace pocos minutos se recibió en comisión general al Presidente de la Asociación de Escuelas de Conducción, quien a su vez, es vocal principal de la Agencia Nacional de Tránsito, allí se redobló la inquietud que hoy la expongo. Existen tantos y tantos actores que deben poner las barbas en remojo en este tema tan delicado, como es el tránsito terrestre; nos quejamos todos los días, es hora de que hagamos algo, por eso es que fui parte de la comisión ocasional que trata este proyecto de reforma de ley, tuve lastimosamente y a ustedes les consta, que retirarme, en virtud del cruce de horarios con el Consejo de Administración de la Legislatura, pero no he dejado de interesarme en el tema y de ser parte del chat colectivo, en el que me informo todas las semanas sobre la policía, revisión vehicular,  los ciclistas, transportistas livianos y pesados, interprovinciales, Agencia Nacional de Tránsito, ministerio del ramo, los carroceros, que en su momento veían serias dificultades en la aprobación de esta ley, peatones, GADS, en fin, todos los ecuatorianos tenemos algo que ver, algo que decir y algo que hacer, en este delicado tema.

Por cierto, falta recibirles a algunos otros actores, por lo que hemos consensuado con el Presidente de las sesiones que no se cierre hoy el debate,  es necesario  escuchar a la gente de seguridad vial que han trabajado más de una década en esta materia.  Hay que socializar la propuesta en todos los sectores,  por eso apoyé en el Consejo de Administración de la Legislatura la ampliación del plazo legal de la comisión, hasta diciembre de este año, a fin de que se pueda hacer las cosas bien,  porque no es que vamos a sacar una ley por sacarla, esta es una materia muy delicada, donde hay muchos intereses y hay que decirlo abierta y valientemente, por tanto, hemos de consensuar lo que sea necesario, para que Dios mediante entreguemos al país una ley que responda a la necesidades nacionales.

Concluyo diciendo en este primer debate, que nos hablaban del modelo motorizado y es verdad, se aprobó por ejemplo en mi ciudad, Quito, hace ya varios años, el famoso pico y placa, yo le pedí personalmente al alcalde de aquel entonces, que la medida no corriese para motos y bicicletas, cuando le dije bicicletas, obviamente produjo una sonrisa en el alcalde, por lo que le expliqué que existían bicicletas motorizadas que cuentan con un pequeño motorcito atrás y circulan por las ciudades, suena gracioso -le dije- pero no es broma, tenemos que evitar que estas bicicletas motorizadas que tienen su placa, no estén inmersas en los picos placas de lunes a viernes, porque queremos facilitar que la gente decida cada vez en mayor número subirse a su motocicleta motorizada o a una moto propiamente dicha.

Hoy tenemos que referirnos a nivel nacional a la congestión y con esto concluyó, es enorme en todas las ciudades, sobre todo en las grandes, Quito, Guayaquil y en menor medida Cuenca porque ya tiene su tranvía, ojalá que Quito se beneficie con el Metro. En torno a los temas de tránsito y tráfico hay que ser lo suficientemente valientes y directos para apoyar el trabajo de la comisión que se creó con ese objeto, con esa idea y decirle al país entero que esta legislatura construirá una buena ley, que no va a contentar a todos obviamente.

Algún ex presidente de la república, hace muchos años, dijo que las decisiones fáciles ya están tomadas, lo que resta es tomar las decisiones difíciles y tomarlas sobre esta ley son decisiones difíciles, porque las fáciles ya están tomadas. Hay que tener la valentía y la decisión de tomar decisiones frente a este tema sumamente sensible, que no tendrá unanimidad, pero ojalá cuento con el apoyo mayoritario de los ecuatorianos que nos quejamos, todos los días, de las decenas y miles de muertes lamentables de compatriotas en el ecuador.

Muchísimas gracias.